Chicago, mi primer maratón y 8 tips aprendidos como principiante

El primer maratón proviene con la simple idea de hacer este reto (26.2 millas / 42 kilómetros) alguna vez en tu vida. Mi interés no era convertirme en maratonista en adelante, ni hacer el mejor tiempo, era sólo tachar ese objetivo de mi “bucket list”, una sola vez.

Primer Maratón - Chicago

Mi primer maratón: Chicago 2009.

Hice una búsqueda exhaustiva de cuál era el mejor evento para ser mi primer maratón. Todo apuntaba al Maratón de Chicago. Desde las recomendaciones encontradas en Internet hasta las encontradas en el Parque Central de San Juan. En aquel entonces (año 2009), Chicago no tenía lotería. Así que me inscribí fácilmente, un tanto de meses antes del evento.

Aunque yo corría desde pequeña, era toda una ignorante en el campo maratónico. Así que, como muchos, me sentía perdida y necesitaba dirección para este primer maratón. Ahí fue que busqué orientación con el club de Borinquen Runners y su muy recordado, Mike Forte. Aunque nunca tuve un plan de entrenamiento formal, el Coach Gotay, me comenzó a dar sugerencias de vez en cuando.

Quizás, no hice el “millaje” más adecuado, pero sí lo suficiente para completar el evento, sin pensar en marcas retantes. Mi distancia más larga fue una vez que corrí 17.5 millas. Mi acumulo por semana eran, mayormente, entre 26 a 29 millas semanales.

Lo que aprendí en el proceso, antes de mi primer maratón

  • Tener un plan de entrenamiento es esencial para correr un maratón, a diferencia de otras distancias más cortas. Se evitan “loqueras” y te ayuda a progresar realmente.
  • La acumulación de millas por semana es importante para saber que cumples con un mínimo sin necesidad de sobrecargarte. Depende de los objetivos propuestos y de cada quien en sus condiciones individuales.
  • La hidratación es un tema realmente serio. Hay que practicarla en cada entrenamiento, y no es sólo agua.
  • Escuchar tu cuerpo cuando grita “descanso”. No me refiero a esos días desanimados, sino al cansancio real. El descanso también es clave para ayudar en el progreso del entrenamiento y para evitar lesiones.
  • Todo se prueba en el entrenamiento; no se hacen pruebas en la carrera.
  • Si vas a cambiar de tenis, hazlo con tiempo (aproximadamente 3 semanas) antes del evento. Recuerda que un maratón no es cualquier carrera, debes amoldarlas y probarlas en entrenamiento.

Lo que aprendí, directamente, en mi primer maratón (“rookeadas”)

Paisaje frío Maratón Chicago

Clima frío en Chicago

* La importancia  de prepararse según el clima pronosticado

Me había comprado un pantalón corto, muy bueno, que guardé, por unas semanas, con ilusión para estrenarlo en mi gran carrera.

Ya llegada a Chicago, me habían recomendado que “joggeara” un poco para aclimatarme. Me puse otros “pantaloncitos” cortos de correr y sentía que se me congelaba todo. Comencé a dudar y asustarme por el frío. Ahí decidí, que no usaría el pantalón corto comprado, originalmente, para el evento. Me pondría unos “leggins” que me había comprado en especial de la tienda Marshalls, y los había llevado, casualmente, como ropa adicional.

TIP 1: Infórmate sobre el clima en todo momento y prepárate. El Maratón de Chicago, 2 años antes que yo fuera, tuvo una crisis de calor histórica para ese evento. Contrario al año en el cual participé que estaba muy frío. Puede variar año tras año, es importante estar al tanto y tomar las medidas necesarias.

* Resolviendo necesidades en la Expo: Ropa desechable para frío

Me habían mencionado que la gente se ponía ropa para el frío y se las quitaban al calentar en la carrera. También que en el Expo (Feria deportiva en torno al evento en donde se busca el paquete de corredor con número y chip) podía comprar unos “jackets” de papel desechables.

Como yo no tenía ropa de frío que pudiera botar en la carrera, decidí esperar al expo para comprarme esos desechables que me habían comentado. De esa aprendí que no son la mejor opción económica, ni la más calientita, ni la más benéfica para otros.

Las ropas desechadas por los corredores son recogidas para organizaciones benéficas y personas sin hogar o necesitadas. Claro, yo no tenía idea de todo eso. Ni era tan visiblemente organizado en aquel entonces a como se ve hoy día.

TIP 2: Hazlo antes, identifica si tienes algunas ropas viejas que puedas desechar. Si no, ve a comprarte unas sudaderas bien baratas, en cualquier mercado o especial de tienda. Hasta en tiendas comunes ponen especiales de temporadas. Incluso, muchas personas van en pijamas viejas. Trata de usar algo fácil de quitar.

* La camiseta y el número de corredor

Además, aproveché la expo para comprarme unas camisas de manga larga, ya que solo llevaba mi camisa de manguillos.

Camisa y número maratón Chicago

Ropa improvisada, cambio de último momento.

Ahí tuve otra decisión que tomar: ¿Deberé poner el número en la camisa de manguillos o en la camisa de manga larga que me pondría por encima? Este fue mi análisis: 1. No estoy acostumbrada a ese frío. 2. Tiendo a ser friolenta  y no creo que llegara a sofocarme por quedarme con una camisa de manga larga que es para correr (material que transpira). Entonces, concluí que debía ponerme el número sobre la camisa de manga larga que compré en la expo a 10 pesitos.

Finalmente, todo mi vestuario principal, camisa y pantalón, tuvo que cambiar improvisadamente.

* La mañana del maratón ¡Chicago en grande y la lluvia de ropa!

Nunca olvidaré este momento épico. Entré a mi “corral” con todas mis vestimentas (y la chaqueta desechable). La adrenalina era tan increíble al estar entre miles de corredores igual de emocionados que yo.

Salida Maratón Chicago

De camino a la salida (chaqueta desechable).

Unos 10 minutos antes del disparo de la salida, comenzó a suceder algo impresionante para mí. Comencé a ver una lluvia inmensa de ropas lanzadas al aire por los miles de corredores. Suceso que ya no se ve igual porque hoy día, existe una formalidad más organizada con voluntarios y contenedores de depósitos para esta ropa en los maratones.

Los que estaban a mi lado comenzaron a lanzar sus ropas de frío, y yo, emocionada, no me quedé atrás. También, lancé mi sudadera, mi gorrito y no se qué más. ¡ERROR! No había pasado un minuto y ya mis orejas se estaban congelando. No solamente yo, todos estábamos igual. Comencé a dejar de sentir los dedos de los pies y el maratón aun no comenzaba. ¿Qué es esto? Bueno, es que estábamos a 37 grados Fahrenheit. Que más podía esperar.

TIP 3: No te dejes llevar por la emoción o la conciencia de donar tus ropas antes de tiempo. Recuerda que te la pones con un propósito: Ayudarte a ti mismo en tu evento. Así que ve quitándotela mientras vas calentando. Dónde sea que la tires, ellos lo recogerán o le servirá para bien a alguien más. En caso de que el clima esté más caliente de lo esperado, pues “Go ahead”, no hay problema (la única excepción).

 

Chicago 2009, ropa lanzada

Ropas lanzadas por los participantes (Chicago 2009).

* La salida y las consecuencias del frío

Al sonido emocionante del disparo, comenzamos a correr y yo, literalmente, no sentía ni un solo dedo del pie. Sentía que corría sobre un palo que me salía del centro del pie.

Tuve que ponerme la bufanda (lo único que no había tirado) por toda la cabeza para aliviarme un poco el frío. De ahí en adelante, parecía una corredora árabe más que boricua.

Chicago Marathon cold

Con frío y la bufanda por toda la cabeza.

Durante toda la carrera, nunca dejé de tener frío, así que me alegré de tomar la decisión de poner mi número sobre la camisa de manga larga.

TIP 4: Asegúrate de dejar tu número visible, después de las primeras millas. Las ropas para frío deben ser desechadas en las primeras 2 millas como mucho. Si corres con ropa por encima de tu número, nunca te identificarán en las fotografías, y quien sabe, pueda traerte otros conflictos oficiales. Para mi segundo maratón, opté por usar mi camisa de manguillos pero con “arm warmers”, así me cubría los brazos sin tapar mi número.

Tal como dicen muchos, y está comprobado, con ese clima frío, se corre mucho mejor. Y me sorprendía de mí misma y lo bien que iba. Así que, si toca correr con menos de 60 grados y no está lloviendo, será una ventaja para tu carrera.

* El público “fans”

Las multitudes durante toda la carrera es una experiencia de otro nivel. Era la primera vez que vivía algo así (luego lo repetí con New York y Boston), pero era tanto que a veces sentía que me explotarían los oídos de tanto grito, público y música. La verdad es que es una gran motivación, que solo entiendes cuando lo vives. Me “pompeaba” más  cuando identificaban mi banderita y me gritaban: Puerto Rico.

Público en maratón Chicago

Multitud de espectadores

TIP 5: Si pones la palabra completa de “Puerto Rico” o tu nombre, te lo gritarán más que si sólo pones la bandera.

* Realidad dolorosa

Los entrenamientos duelen, pero con toda la emoción de la carrera y las millas adicionales, definitivamente se experimentan dolores nuevos en ese primer maratón. Aquí es que la mente comienza a tener, cada vez más, influencia en cada milla de tu carrera.

* La recta final a la meta

¡Que instante! Ese cuando toca cruzar ese último puente hacia la meta, abarrotado de gente a ambos lados. Esa emoción de que estás a punto de completar tu primer maratón no te la quita nadie. Ya sabes que lo hiciste, que te esforzaste, que ya pasaste lo que hayas pasado y estás a punto de cruzar esa gloriosa meta.

Meta de primer maratón

Done! ¡Mi primer maratón!

Tan pronto crucé la meta, me sentía en un sueño de emoción, las lágrimas a punto de salir y, de momento, me pusieron una capa desechable como de aluminio, que yo ni entendía ¿por qué?. A los 5 minutos, lo entendí yo llegué caliente de correr pero realmente, hacía frío, así que era para cubrir un poco del frío. Ni la cerveza que daban en la meta pude probar de tanto frío que tenía.

* Luego de cruzar la meta ¿Qué?

Al llegar, estaba sudada y sin ropa seca que cubrirme,  desconocía de la existencia de “lockers” en donde uno puede dejar una muda de ropa para este momento. No encontraba a mis familiares, así que me sentí, un poco desesperada (mayormente por el frío).  Yo había anotado los números de teléfonos (que no me sabía de memoria), en la parte trasera de mi número de carrera, y le pedí a un extraño hacer la llamada, quien muy compasivo, accedió.

Después de mi primer maratón con la familia

Finalmente reunida con mi familia.

Logramos encontrarnos y me trajeron “ropita” seca para abrigarme.

TIP 6: Considera usar el ofrecimiento del “locker”. Depende de la logística que hayas programado para el encuentro con familiares o amistades, quienes también pueden proveer la ropa o si te hospedas cerca y decides ir directo. Pero, asegúrate bien que quedes provisto para tu llegada y los “lockers” son una opción.

 

TIP 7: Completa la información detrás de tu número. Aunque creas que no lo necesitarás, te puede ser útil si quieres comunicarte con tus allegados, porque no los encuentras, que no puedas llegar al punto de encuentro o por la razón que sea.

 

TIP 8: Planifica con tus familiares o amistades, los lugares y horas en que puedan verte en carrera (ser muy estratégicos que hay mucha gente en las mismas) y planifica el punto de encuentro específico en la llegada. Sobre todo, el punto de encuentro en la llegada. Como yo no tenía idea de la monstruosidad de personas que se mueven en este evento, mis familiares (mi hermana y una amiga residente de Chicago) nunca lograron verme en ningún punto de la carrera y tampoco habíamos acordado un punto de encuentro específico. Ojo: El Maratón de Chicago es muy grande, no basta con decir: “Te veo en la llegada”. Ve al detalle.

El primer maratón es para siempre. ¡Celebra! Pronto vendrá otro

Luego de hacer tu primer maratón, la sensación es grandiosa, el aprendizaje es sustancial y la felicidad es inmedible. Obtienes un logro que queda para siempre.

Por eso, celébralo y vete a turistear. No serás la única persona que no puedas caminar bien, ni bajar las escaleras con normalidad. Te toparás con muchas personas en las mismas, y es muy gracioso.

Chicago bean Turisteando

Turisteo por Chicago.

Aunque digas que no quieres volver a hacerlo, ni pasar por ese sufrimiento nuevamente, te llegará el momento de decir: “Quiero hacer otro maratón”. Te lo digo yo, que me tomó 4 meses después de mi primer maratón en decirlo. Contrario a otros que tan pronto cruzan la meta, ya lo están pensando en cuándo será el próximo. ¿Cuál de esos eres o serás tú: el que le toma meses o el que le toma un minuto desear volver a hacer otro maratón?

¿Qué “rookeada” te pasó en tu primer maratón?

Tiempo neto de mi primer maratón: 3:42:10

Con mi medalla de finisher

Con mi medalla de “finisher”

Si interesas, aquí están los “Recap”de los otros dos Majors Marathons de Estados Unidos: New York y Boston.

Aquí un resumen de los videos que encontré entre mis archivos sobre el Maratón de Chicago 2009, y que no recordaba tener:

¡Comenta y subscríbete!

Acerca de Nairi

¡Hola! Soy Nairi Ginés, atleta aficionada, exploradora innata, amante de la naturaleza y apasionada por vivir nuevas experiencias. Estas características me han guiado en la trayectoria personal y profesional de mi vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

4 comentarios

  1. Un escrito que fui leyendo y no quería parar para conocer el próximo tío. Mientras leía decía que tremenda experiencia y cómo se va aprendiendo !! Te admiro un mundo 😘

  2. Luis Gonzalez Perez

    Tremendo escrito! Solo de leerlo me emociono. Yo he corrido dos veces el de Puerto Rico y una el de Disney. El frio puede ser malo pero el calor es peor. Terminar a 90F de temperatura con el sol que parte piedras corriendo por Condado no esta nada facil! Disney fue una chuleria a 65F. He pensado hacer NY pero me dicen que es un desorden tremendo. Chicago suena como mejor. BTW muy buen tiempo! Yo me tardo como 5:30.

    • Gracias Luis, definitivamente, correr en frío es mucho mejor. Lo malo es si llueve con frío pero igualmente, calor extremo sigue siendo más peligroso. Admiro a todos los que hicieron el de Puerto Rico, a parte q muchos factores adicionales como los fans en ruta, voluntarios, etc. también afectan la carrera.
      De NY, mi experiencia fue genial, ha sido mi maratón favorito. Pero claro, Chicago 2009, seguro no es el mismo Chicago de ahora. Y sí, es excelente seguro ahora es más!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *