Divas por primera vez: El día que extrañé a los hombres

Divas Half Marathon

Divas Half Marathon – Puerto Rico

La primera edición del “Divas Half Marathon” en San Juan, Puerto Rico se realizó en noviembre del año 2011. En aquel momento, era un evento promovido sólo para mujeres (aunque se podían inscribir hombres, no era algo que se supiera mucho). Igualmente, la distancia que se promovía era sólo la del medio maratón (21 kilómetros), aunque había un “Girl’s 5k”, más dirigido a niñas, sin limitarse a ello.

Como he dicho en tantas ocasiones, soy corredora de toda la vida, así que puedo decir que la incursión del Divas Half Marathon fue una revolución de mujeres corredoras en Puerto Rico. Desde que se anunció el evento, comenzaron a surgir diversos grupos de mujeres con la meta de completar este medio maratón. Desde entonces, el movimiento siguió creciendo y transformándose más a ser grupos mixtos, “unisex”.

Todo ha cambiado desde la primera edición del Divas en Puerto Rico hasta la última durante este año. Aquel día fue de prueba para la inauguración de este evento y de fiesta para nosotras las mujeres, pero entonces, ¿Qué pasó?

Divas Half Marathon 2011

Divas Half Marathon 2011

El comienzo colorido de Divas, entre mujeres

Llegó la hora de salida, y allí estábamos todas las mujeres entre colores, tutus, lazos, escarchas y demás artefactos llamativos. Todas animadas y alborotadas esperando el disparo en aquella mañana, todavía oscura. Hasta que se escuchó el “Pumm” y las divas salimos a correr.

Pasada la milla número 2 (3.1 kilómetros), ya me encontraba en la misma posición que llegaría al culminar las 13.1 millas. Habían cinco corredoras lo suficientemente al frente mío como para sentirme que corría completamente sola. Pues, tampoco tenía pasos cercanos de otras corredoras detrás de mí.

Cuando comencé a extrañar

Durante las primeras 4.5 millas que se corren en la Isleta de San Juan teníamos un buen público que animaba. Pero, tan pronto cruzamos el puente para salir hacia Hato Rey, de la milla 5 en adelante, todo cambió. Me vi en una carretera muy amplia y yo corría, completamente, sola.

Entonces comencé a extrañar; a extrañar mucho lo que siempre había tenido en todas mis carreras pasadas… A los hombres…

Running Divas

Corriendo sola pero muy concentrada en mi meta. (Foto: Ramser)

En ese instante me di cuenta que, al ritmo de carrera que yo iba (menos de 8 minutos la milla), siempre corría, mayormente, entre hombres y no entre mujeres.  No sólo eso, sino que estaba acostumbrada a que muchos de estos hombres se quedaban conmigo para ayudarme a mantener una buena carrera (o ayudarnos mutuamente). De alguna manera, las mujeres que vamos entre hombres, nos convertimos en ese “target”  fácil de identificar y seguir, ya que somos minoría.

Nos acostumbramos a tener ese apoyo protector, de carrera en carrera, sin darnos cuenta. Aunque también está el hombre competitivo al que le incomoda si es una mujer la que está a su lado. Eso, también lo percibimos y nos da más fuerza, de alguna forma.

La realidad es que, en el “running”, todos tenemos que aprender a no subestimar, ni por sexo, ni composición física, ni nada.

Lograr el objetivo sola es más retante

Unas semanas antes del evento, me había propuesto mejorar mi marca personal para un medio maratón.

Al enfrentarme a esa nueva sensación de estar sola, decidí re-programar mi mente para seguir con mi mejor ritmo. Continué las próximas 8 millas con esfuerzo y total concentración en mí, y en mi meta.

Cerca de la llegada, ya se volvía a tener el ánimo del público y los amigos que gritaban. Eso, definitivamente, fue un “shot” de motivación para subir esa “graciosa” cuesta con la que finalizábamos la ruta. Imagínate venir de 13 millas cansadas y tener que subir una cuesta sólo para llegar a la meta. Bueno, imagino que las divas se quejaron mucho porque eso lo quitaron para las siguientes ediciones.

Diva con medallas, tiara, corona y copa.

Año 2011: Diva con medallas, tiara, corona y copa.

¡Entonces, me di cuenta que lo hice, que logré mi mejor marca en un medio maratón! Un logro triplicado porque lo hice corriendo completamente sola y aprendí a valorar el apoyo que recibí en carreras pasadas. Sí, el apoyo de los hombres, el que siempre me había acompañado.  Por lo general, la mayoría de quienes corren durante todo el evento son hombres, y la mayoría de caminantes (o que intercalan caminar y correr) son mujeres.

Marca personal lograda: 1:39:08 (Mi marca anterior en un medio maratón era 1:40.03).

Resultado Divas 2011

Mi resultado Divas 2011

Mujer ¿Te ha pasado que los hombres son, mayormente, los “paces” en tu carrera?

Hombre, ¿Identificas mejor a una mujer para acompañarle, aunque hayan otros hombres al mismo “pace?

Acerca de Nairi

¡Hola! Soy Nairi Ginés, atleta aficionada, exploradora innata, amante de la naturaleza y apasionada por vivir nuevas experiencias. Estas características me han guiado en la trayectoria personal y profesional de mi vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. La cuesta esta ahí al final!!!
    Por lo menos soy de ello de los ultimo tres eventos.

    • En serio? No recuerdo volverla a hacer en el 2015 y 2016…Recuerdo haber llegado por el área de la gravilla frente al Sixto Escobar directamente. La cuesta a la que me refiero es la que pasa por encima del antiguo Restaurante del Escambrón, que está justo por la playa, que es la misma que usan en el 70.3 Ironman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *