Menstruación en nuestra vida deportiva: Otro reto que superar

La menstruación es un tema muy divulgado y muy callado a la vez.

Menstruación y running

La menstruación es un reto en la vida deportiva femenina.

Corremos, nadamos, bailamos y trabajamos mientras nos tragamos malestares en silencio cuando nos llega ese periodo de sangrado postovulatorio. Aunque, hoy día, hay más información propagada y libertad feminista, seguimos batallando con el tabú.

Pero, no hay porque callar, seamos francas y abiertas con nosotras mismas y con los que nos rodean. Al final, lo que nos afecta, también afecta a los que se relacionan con nosotras.

La adaptación a nuestro sistema

Cuando niñas, jugamos, corremos y hacemos de todo, pero cuando llega la regla, tenemos que enfrentarnos a un reto que nos seguirá por largos años. No nos queda otra que adaptarnos a su existencia.

niñas running

Niñas comenzando a correr.

Al principio, no entendemos todo lo que comenzamos a sentir. Luego, vamos conociendo nuestros cuerpos, madurando y aprendiendo a manejarlo mejor.

A veces, aparecen otras condiciones que pueden empeorar nuestros síntomas. Yo también he pasado por alguno de estos procesos. Por eso y más, es importante, hacer las correspondientes revisiones con  nuestro médico de ginecología.

Menstruación y el desempeño deportivo

La pregunta que siempre surge, ¿La menstruación afecta nuestro desempeño al correr o hacer algún deporte? La respuesta es “sí, pero no necesariamente…”.

Cuando uno hace búsqueda de información sobre este tema, hay tanta discrepancia y variedad que confunde. Vamos entonces, a la base, a concentrarnos en algunos puntos reales: El ciclo menstrual causa cambios hormonales; físicos y psicológicos.

Mujeres runners

Todas somos diversas. No comparemos.

La menstruación puede ser tan diversa en cada mujer que no se puede generalizar, ni comparar. Hago “highlight” en esa premisa. No comparemos a nadie. Cada mujer tiene su propia combinación de síntomas y lo maneja distinto, unas lo logran mejor que otras.

Síntomas y la experiencia

Cambios anímicos, dolores, malestares estomacales e intestinales, hinchazón, y otras sensaciones son algunos síntomas que nos pueden afectar en nuestro desempeño al hacer deporte. Por otra parte, esto no implica que la menstruación, realmente, nos debilite (exceptuando algunos casos). No necesariamente vamos a correr mal, y muchas veces, puede pasar hasta lo contrario.

En mi experiencia, varios de mis mejores logros personales, los he realizado estando en esos días complicados de la menstruación, y hasta con dolor.

Great Wall Marathon llegada

La meta del “Great Wall Marathon“, en donde tuve malestares menstruales.

Cada mujer vive su propio proceso y hay quienes deciden hacer lo posible por no permitir que la menstruación controle su vida. A esas (me incluyo), les llamo rebeldes de la menstruación. No es hacernos la loca, como si nada pasara. Ser rebelde es buscar alternativas para lograr plenitud en nuestra vida activa, aun con los malestares que podamos tener.

No nos impongamos la limitación, ni nos dejemos vencer.

¿Cómo podemos manejar la menstruación a nuestro beneficio?

1. Aprende a conocer todos los síntomas en tu cuerpo

Busca los remedios qué te funcionan, haz todo lo posible por minimizarlo. Hay métodos naturales y hay medicina regular como lo son las pastillas anti-inflamatorias. Con precaución y consentimiento médico, utiliza lo que te alivia y no dejes que te tome desprevenida. Mantente siempre preparada para cuando llegue este periodo.

Cuidado con hacer desarreglos que pudieran ser contraproducentes a la regularidad de tu ciclo y tu cuerpo. Hay quienes manejan las pastillas anticonceptivas para cambiar su ciclo y evitar la menstruación en un día importante. Esto no es una solución viable para quienes hacemos deportes. Primero, solemos tener muchos eventos importantes, constantemente. Segundo, nuestro interés es estar saludables.

Swimming

Identifica lo que te hace sentir mejor en esos días

2. Acepta tus procesos y trabaja la mente con pensamiento positivo

Ve a ti, proponte vencerlo porque puedes.

3. Cambia la debilidad en fortaleza

Algo que descubrí durante la experiencia como corredora es que la menstruación afecta el ánimo y nos provoca otros cambios, pero no, necesariamente, quita fuerza. Así que aférrate a tu fuerza interior con pasión y te saldrá mejor de lo que piensas.

4. Hacer modificaciones en el entrenamiento

Esto es un método recomendado durante esos primeros días de la menstruación para llevar un entrenamiento apropiado a ti. Hay escritos sobre la importancia de la buena comunicación entre atleta y entrenador para lograr estas modificaciones que le beneficien. El descanso, la hidratación y la alimentación pueden ayudar.

5. Se rebelde, prepárate para hacer el evento

Por otro lado, cuando te toca la menstruación en un día importante de evento, como lo sería ese maratón para el cual llevas entrenando medio año, has pagado un pasaje y viajado larga distancia… ¿Qué se va a hacer? Lo sabemos: Ser rebelde, prepararse con anticipación tomando las medidas que te funcionan, y hacer el evento. Punto, hacerlo. Vamos a todas.

Maratón de Nueva York

Maratón de Nueva York con dolor menstrual pero logrando mi mejor marca.

Me pasó cuando corrí el Maratón de Nueva York; era mi evento soñado, planificado y para el cual había entrenado. Lo completé con dolor de menstruación, mejoré mi marca personal y la marca que me había propuesto (Conoce la historia). Igualmente, el Maratón en la Muralla China, pasaba por la misma situación, y quizás aquí debí prevenir mucho mejor mi preparación, pero al final, la fuerza del interior me impulsó más allá de mis dolores.

Las toallas sanitarias, el tampón y… ¿La copa menstrual?

Higiene menstruación

Toallas sanitarias, tampones y copa menstrual

Lo primero que conocemos cuando comenzamos esta etapa es la toalla sanitaria o compresa; es lo más básico. A las mujeres que realizan mucha actividad física, la toalla sanitaria resulta limitante: Se siente incómoda, puede manchar la ropa y puede causar laceración por el movimiento y roce constante.

* Tampones

A quienes hemos querido mantener nuestra vida lo más normal posible, sin sentir esa cosa húmeda causándonos irritaciones, entonces entramos en el mundo del tampón. Casi siempre, da un poco de temor pensar en introducir en nuestra vagina un artefacto de algodón comprimido.

Tampon

Tampón

Muchas mujeres deciden no usar tampones por diversas razones, mayormente relacionadas, a la posible enfermedad del Síndrome del Shock Tóxico (SST o TSS en inglés) o por la posibilidad de tener alguna infección, reacción alérgica o contaminación por los componentes del producto. Igualmente por, simplemente, no introducir un artefacto artificial en la vagina por varias horas.

Pero la realidad es que, seguir las instrucciones de higiene constante, puede evitar mucho de esas preocupaciones y el tampón bien puesto, ni se siente. Permite realizar esas actividades que tanto nos gusta, pero hay que ser consciente de cambiarlo con cierta frecuencia.

* Copa menstrual

¡Espera!, es que el tampón no es, ni la única, ni la mejor solución, también está la ¿copa menstrual?.

Me sorprende lo poco que se conoce de este producto tan efectivo y conveniente. Y no estoy hablando de algo nuevo, esto lleva años en el mercado, aunque sigue medio limitado en el comercio local.

Copa menstrual

Copa menstrual – Hay diversidad de modelos.

Muchas mujeres todavía preguntan, ¿Qué es eso?, otras saben pero no se atreven a usarlo. Yo conocía de su existencia hace varios años, pero no fue hasta hace, aproximadamente un año, que comencé a usarla. La pregunta que muchas usuarias de copa nos hacemos: ¿Por qué no comencé a usarla antes?

  • Hace la función de un tampón (comodidad y libertad para hacer todas las actividades) con la ventaja de poder tenerla por más horas sin tener que hacer un cambio (entre 8 a 12 horas). Esto es muy conveniente para días de carreras, en donde gastamos muchas horas entre llegar al evento, realizarlo e irnos.
  • No es causa para irritaciones, ni alergias.
  • Al ser un producto reusable, es ecológico: No desechas productos que generan basura, ni contaminantes.
  • Ahorras un dineral. Si alguna vez has estado apretada de dinero, sabes que los productos higiénicos para la menstruación, cuestan, y a la larga, pagamos un dineral anualmente. Pero con la copa, solo haces una pequeña inversión que te puede durar hasta 10 años.
  • Tampoco todo es color de rosa. Al principio puede ser difícil acostumbrarse a la dinámica de la copa, pero vale aprender y estar dispuestas a un cambio que resulta beneficioso para nuestras actividades (Si quieres más detalles de por qué digo esto, déjame saber en la hoja contacto).

¡La clave es aceptarse, conocerse y actuar sin limitarse, ni callarse!

¿Has participado de algún evento importante estando en los días de menstruación?

¿Conoces o usas la copa menstrual?

Acerca de Nairi

¡Hola! Soy Nairi Ginés, atleta aficionada, exploradora innata, amante de la naturaleza y apasionada por vivir nuevas experiencias. Estas características me han guiado en la trayectoria personal y profesional de mi vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. LIRIO DEL TORRES

    Hola! Yo tmbn soy corredora y una amiga corredora tmbn me hablo de la copa mentrual…lo mejor que pude descubrir, en un principio fue una pesadilla ponerla y sacarla pero ya soy experta….me resulta excelente para entrenar para compete cia y al dormir no mas accidentes!!! 😁
    Me gusto mucho el escrito…Éxito siempre

    • Gracias por compartir tu experiencia, sí al principio es un poco trabajoso, uno tiende a asustarse o desesperarse, pero luego de entender el truquito bien, es super facil, mas que nada, súper conveniente! Sigamos educando a las demás. ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *