Deporte o transporte: Un reto cambiar el “switch” con la bicicleta

Podemos ser los más deportistas, los más aventureros turísticos y los más amigables con el ambiente, pero cambiar el “switch” para usar la bicicleta como medio de transporte, nos cuesta y hasta nos llena de temores. Sobre todo, si es para ir a trabajar.

No se asocia una cosa con la otra. Separamos por completo los propósitos de la bicicleta cuando en realidad los podemos maximizar y sacarle ventajas para nuestra vida.

Bike to work, Puerto Rico

De transporte al trabajo en bicicleta. San Juan, PR.

Posiblemente, el tema más discutido que justifica la inacción de ir en bicicleta sea la exposición al peligro. Este factor puede ser determinante para los que no practican algún tipo de ciclismo, o  para quienes residen en lugares realmente complicados. Pero, para muchos, ya ciclistas, seguramente los detienen otras barreras que pudieran ser: el sudor o el sucio de la calle.

Nos criamos para usar el vehículo de motor hasta para ir a la esquina. Nuestros alrededores escasean de planificación accesible, lo cual, prácticamente, obliga a la mayor población a creer que el carro es la única alternativa del mundo.

Motivación  a un transporte alternativo

Cuando viajamos a otros países, caminamos y usamos el transporte alterno que nunca hemos usado en Puerto Rico. Ahí,  es que uno se enfrenta a la realidad: Tenemos una barrera innecesaria.

Bicicletas es transporte

Cuando viajamos, podemos ver mejor la barrera innecesaria que tenemos. Foto de PisadaLibre: Viaje a Japón 2016.

Otras personas lo hacen en su diario vivir demostrando al Mundo que se puede. Los amigos de Muévete en Bici Puerto Rico, llevan un mensaje de estilo de vida a través de su propia experiencia. Sus rutas hasta son más complicadas que la mía. Ellos me motivaron a dar el paso de ir al trabajo en bicicleta.

Al trabajo en bicicleta

Mira mi video de ese primer día en ir al trabajo en bicicleta.

Esa primera vez que lo hice fue como un primer día de clases en la escuela. La ansiedad, el nerviosismo y el querer tenerlo todo preparado y organizado.

La experiencia que he continuado viviendo me lleva a decir: “Esto es más psicológico que nada”. Hay que abrir la mente y ver más allá, que las alternativas son posibles.

Transporte después del Huracán

No gasolina después del huracán

Las gasolineras no daban abastos después del huracán María.

Las crisis que vivimos tras el huracán María, reforzaron la utilidad de la bicicleta como medio de transporte. En algunos lugares inaccesibles para carros, la bicicleta también fue efectiva. A diferencia de mis compañeros, no tuve que estar haciendo largas filas en gasolineras para llegar al trabajo.

Filas en gasolineras

Después del Huracán María, ellos en fila; yo pasando en bicicleta.

Cuando la paciencia llegaba al límite de los conductores, yo pasaba por el lado, relajada y reflexiva. Por eso lo denominé como mi “vehículo de paz”. Queda claro, que las condiciones de cada individuo son particulares y las limitaciones para usar la bicicleta como transporte, varían de persona en persona. Lo cual es comprensible. La realidad es que todos llegamos a sentir uno o varios temores para cambiar el “switch”.

Los miedos que nos invaden son reales ¿Te identificas?

¿Cuáles temores son mayores o menores? Eso es relativo a cada persona y a su entorno individual. Lo que para algunos será más, para otros será menos. Seguro que con algunos de estos temores, todos nos podemos identificar.

1. Seguridad de ruta: Tráfico, cuestas, hoyos u otros desperfectos

La prisa y falta de consciencia de los conductores en lugares muy transitados son la causa principal de la inseguridad del ciclista. A esto se le suman, las condiciones de las carreteras entre hoyos, cristales, carros parados en el lado del ciclista y otras más. Igualmente, las cuestas y curvas son parte de la geografía que distingue el País y que pueden ser causa de peligro para el ciclista.

¿Qué hacer?

Primeramente, educarse. Debemos aprender lo correcto pero también lo conveniente de acuerdo a las rutas que llevaremos. Llevar el mensaje, educar a otros, así sea de poco en poco. Mientras se está en la calle, hay que estar más atentos que nadie, de tomar las precauciones y seguir las leyes de tránsito. En cuanto a los desperfectos de las carreteras, se debe ir preparado con las herramientas de bicicleta. También,  considerar usar una bicicleta apropiada para aguantar mayor inestabilidad como lo es la bicicleta de montaña.

2. Higiene personal: Sudor, sucio de la calle y grasa de la propia bicicleta

Kit aseo personal bicicleta

Lleva tu kit de aseo personal

Saber que va a sudar pudiera ser la razón número 1 para que muchas personas tengan un “no-no” rotundo. Seamos realistas, vivir en el cálido clima de Puerto Rico es sinónimo de que se sudará. Al menos después de la milla 2. Además, ciertamente, la calle está llena de polvo y quizás, de charcos de agua sucia.

¿Qué hacer?

Te puedes llevar una muda de ropa extra y zapatos, artículos de aseo personal con toalla pequeña, al estilo de “kit” de viaje. Identificas un baño, normalmente en el lugar de trabajo, en donde puedas limpiarte, refrescarte y cambiarte. Puedes hacer uso de una toallita mojada.

Tip adicional: Darse un baño antes de salir de la casa en bicicleta ayuda a mantenerse más fresco, aunque se sude.

3. Clima: Si llueve, si hace demasiado viento o si el sol está achicharrante

Bicicletas con sombrillas

Esto fue lo que vi en China. Bicicletas con sombrillas.

La lluvia y la bicicleta no se llevan muy bien. Especialmente, la bicicleta de goma fina: la de ruta.

¿Qué hacer?

Muchos ciclistas tienen diferentes tipos de bicicletas, en este caso, se puede utilizar una de monte o alguna otra más adaptada para estas condiciones. En caso de solo tener bicicleta de goma fina, debe ir con  más precaución y si fuere necesario, caminar el tramo que parezca más peligroso.

Puede utilizar un poncho para no mojarse. Si su mochila no tiene cubierta para lluvia, envuelva las cosas en plástico para que no se mojen.

4. La carga: Asegurarse llevar todo lo necesario sin que se quede nada

Si se tiene la costumbre de tirar todo en el carro sin pensar en cómo acomodarlo, puede crear la duda de que no podrás llevar todo sobre la bicicleta. Lo digo por experiencia propia; peco de esto.

¿Qué hacer?

Hacer tu lista de artículos necesarios y acomodarlos en la mochila u otro maletín de bicicleta. Además, a veces se puede coordinar para dejar algunas cosas en el área de trabajo con anticipación.

5. Cansancio y la productividad para trabajar

Ciclistas entrenando

Intégrate a grupos para entrenar y mantenerte en condición.

El trayecto de cuestas o largas distancias puede causar ese temor de llegar muy cansado y no poder producir bien en el trabajo.

¿Qué hacer?

Si ese fuera el caso, estará bien practicar distancias fuera de horas laborables como normalmente se practica el ciclismo. De esta forma te aseguras que vas tomando la condición física que necesitas para la distancia hasta el trabajo. También, puedes llegar en el auto hasta cierto punto de la ruta, a partir del cual seguirías en bicicleta.

6. Tiempo por la distancia

Para algunos, ir en bicicleta al trabajo puede ser un ahorro de tráfico paralizado, pero para otros, la distancia es realmente considerable.

¿Qué hacer?

Tomar el trayecto como un entrenamiento en donde aprovechas el camino al trabajo para ejercitarte (y el regreso). En algunos casos, alternar con transporte público es una opción.

Al igual que para aminorar los temores anteriores, se puede llegar en el auto hasta cierto punto de la ruta, a partir del cual se seguiría en bicicleta.

Al trabajo en bicicleta

Cambiemos el “switch”que hay más alternativas.

Para todas estas barreras, hay estrategias que se pueden aplicar si es que realmente se quiere hacer un cambio y mirar más allá de lo que nos impone la planificación inadecuada.

Los beneficios comprobados en mi experiencia

Bicicleta es eco-friendly

Con la bicicleta, disfrutas el entorno, a la vez de ser eco-amigable. Foto tomada en mi recorrido por Cape Cod.

  • Activar el cuerpo con ejercicio – Llegar al trabajo con una adrenalina y energía única.
  • Ahorro en dinero – Gasolina, estacionamiento, e incluso, mantenimiento.
  • Conectarse con el entorno – Aquí está la aventura y la sensibilidad, nos sentimos más humanos, más sociedad.
  • Ser realmente Eco-amigable – A los que defendemos las prácticas ambientales, esta es una manera de demostrarlo con satisfacción.
  • Manejo del tiempo – Se cuánto tiempo me tomaré sin depender del tráfico o los imprevistos de la carretera. Aunque siempre hay que prevenir si se pincha un tubo.

Realidades de la vida

Hay muchas personas a quienes se les hace casi imposible transportarse en la bicicleta para trabajar. Pueden haber múltiples razones como por ejemplo, llevar y buscar a los hijos, trabajar visitando lugares lejanos, y otras situaciones.

No se trata de que se haga todos los días pero al menos, puedes intentarlo. Quizás no para el trabajo pero sí para otras gestiones. Ser creativos y probar estrategias. Acepto que no lo hago todos los días, pero lo voy incluyendo en cada ocasión que pueda.

Transporte en bicicleta

Trayecto en bicicleta al trabajo. Podemos cambiar poco a poco.

Se trata de romper barreras a otras alternativas y de llevar un mensaje al mejoramiento de la sociedad: Salud mental, emocional, física y ambiental.

Muchos somos deportistas, otros hacemos mil aventuras y otros necesitan este tiempo de ejercicio, entonces, no hay excusa… Vayámonos en bicicleta.

Te puede interesar porque la bicicleta es el mejor invento del Mundo

¿Aceptarías el reto de cambiar el “switch” o ya lo has hecho?

Acerca de Nairi

¡Hola! Soy Nairi Ginés, atleta aficionada, exploradora innata, amante de la naturaleza y apasionada por vivir nuevas experiencias. Estas características me han guiado en la trayectoria personal y profesional de mi vida.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *